Hallazgos arqueológicos de  5.300 años a.c

Por: César Giraldo Durán

Siete mil cuatrocientas piezas prehispánicas, que datan de 5.300 años a.c, están bajo custodia en el recién creado Museo Arqueológico de Belalcázar (Caldas).

La Concesión Pacífico Tres, con la gerencia de Santiago Pérez Buitrago, en compañía de la Agencia Nacional de Infraestructura ANI, hizo entrega oficial del primer museo de arqueología a partir de los hallazgos arqueológicos por la Concesión Pacífico Tres en el departamento. Iniciativa que se gestó en la construcción de las obras de mejoramiento y rectificación del corredor entre La Virginia y Asia, la Variante Tesalia – vía nueva que comunicará el sector de Remolinos con el Kilometro 41 – Tres Puertas e Irra, obras de infraestructura de la Concesión.

Las piezas de alfarería corresponden a los grupos prehispánicos de la cultura Quimbaya que habitaron la zona, ahora son Patrimonio Arqueológico de la Nación y reposan en el museo de Belalcázar, el cual tiene un espacio en la Casa de la Cultura del municipio, para que propios y visitantes conozcan su legado.
“Bajo esta Administración tuvimos los brazos abiertos a esta idea que nos parecía magnifica (…). Teníamos toda la voluntad de que se diera, finalmente Pacífico Tres concluyó con toda la datación que tenía que hacer al material que encuentran y posteriormente ya los traen para acá, nos lo dejan en custodia para que nosotros lo exhibamos”, expresó Nicolás Duque Londoño, Subsecretario de turismo, cultura y TIC de Belalcázar.

En el momento la exhibición tiene en vitrina 250 piezas. El resto de los hallazgos se encuentra en una bodega a la espera de un proceso de restauración. “Debemos entender que cuando hablamos de 7.000 uno se imagina que son muchas, pero cuando una vasija de barro es fragmentada, todas estas piezas se cuentan como una pieza”, especificó Nicolás Duque. El Museo Arqueológico de Belalcázar presenta un potencial turístico para el municipio que se afianza en la historia, la arqueología y la identidad cultural.

La formación de jóvenes en guianza turística en Belalcázar es uno de los proyectos de la organización del Museo. Esto con miras a ofrecer un turismo cultural que promueva el interés público por la arqueología y visibilizar los sitios históricos del territorio. “Aprovechar a los chicos, que son de Trabajo social de los colegios, para que se conviertan en los guías del Museo y puedan vivir esa historia y contársela a los visitantes y de esta manera también se vuelvan ellos como los vigías y los guardianes de este proyecto”, dijo el Subsecretario de turismo de Belalcázar.

Vincular a comunidad Embera-Chami
Involucrar a la comunidad Embera-Chami del municipio hace parte del las iniciativas que se tejen en torno al Museo. El objetivo es disponer de un espacio en donde los miembros de la comunidad indígena del municipio realicen réplicas de vasijas en barro utilizando técnicas de sus antepasados. “Hemos encontrado que la gente viene y quiere tener este tipo de piezas en su casa”, explicó Nicolás Duque. La iniciativa busca dinamizar la economía de la comunidad Embera-Chami de Belalcázar al poder ofrecer a los visitantes una réplica como recuerdo de esa cultura.

Impacto en la población
La fundación del Museo de Arqueología de Belalcázar motivó a los pobladores a llevar las vasijas que sus abuelos habían encontrado en sus predios al momento de aplanar los terrenos para construir sus viviendas. “Después de que los pobladores vieron este Museo lo que hicieron fue a comenzar a donar las piezas”, comentó Nicolás Duque.Ahora el Museo cuenta con una vitrina dedicada a los hallazgos del municipio, colección que contó con el análisis y aprobación de los Arqueólogos de la Concesión Pacífico Tres. “Esto despierta mucho interés por lo que está sucediendo, rescatando la historia de nuestro pasado y queriéndola sacar a flote”, destacó el funcionario.


Sebastián Arroyabe Arango, antropólogo, es uno los miembros que desde el inicio contribuyó a la consolidación del Museo. Luego de los hallazgos, a través del área de Arqueología de Pacífico Tres, contactaron a Sebastián para que les ayudara a localizar un sitio en donde pudieran colocar un museo.

A finales de 2019 la administración, de Jahír Álvarez, ofreció un sitio en la biblioteca que recién acababan de inaugurar. Los profesionales del área de Arqueología de la Concesión Pacífico Tres, el antropólogo, Carlos Restrepo y la arqueóloga Alejandra Preciado, aprobaron el lugar. El paso siguiente fue realizar la gestión administrativa y de documentación para que el municipio quedara con la custodia de las piezas.


“El impacto me parece muy importante porque es despertar esa conciencia de la identidad cultural, no que las piezas van a estar ahí en la casa, sino que es una forma de mostrar la identidad y la historia del municipio”, expresó Sebastián Arroyabe.

Compromiso político
Uno de los retos que tendrá que afrontar el Museo de Arqueología de Belalcázar es encontrar, en las futuras administraciones, recursos que garanticen su funcionamiento. Con rubros que serían destinados un profesional que cuide y haga la restauración de la piezas. Aunque la Concisión Pacifico Tres, es un aliado importante del Museo, se requiere de la voluntad política de las administraciones del municipio.

“Hay que entender que para la administración se vuelve algo complejo porque los museos requieren ser constituidos por proyectos de acuerdo del Concejo y eso proyectos exigen recursos del municipio, pero nosotros tenemos todo el propósito para que se puedan dar esos recursos”, explicó Nicolás Duque.

Translate »