Crearte treinta años de experimentación sensorial y cultural

Cada palabra adquiere un significado revelador cuando es el actor quien la pronuncia en su nicho creativo y vivo, el escenario, un concepto muy claro para todo el equipo artístico de la fundación cultural Crearte de la ciudad de Pereira, que durante estos treinta años han dispuesto de una especial energía creativa para comunicar desde las bondades del arte, el universo interior de los paisajes humanos de todos los días, las instancias de lo que nos compromete como un todo y nos llena de particularidades en esa magnífica  relación del entorno.

Desde la literatura este colectivo asume un discurso narrativo que particulariza y define las necesidades urgentes del espectador, una manera de decir desde las letras, la imagen, la plástica y el teatro, comunión de sentidos que posibilitan en el espectador lecturas de vida.

Es el aquí y el ahora nutrido con los esbozos de un universo literario y dramático que recure al recuerdo.

Claudia López habla en su teatro de los instantes emocionales del ser humano en situaciones afines con la realidad, un teatro pertinente y posibilitador, sumergido en el ritual y con una factura estética definida, clara, cuidadosa.

La ciudad de Pereira ha avanzado significativamente en sus propuestas artísticas, en su proceso de reconocimiento de identidades y fenómenos socioculturales, los artistas han contribuido de manera decidida a generar espacios de reflexión, crearte ha sido parte no solo de esa integración de sentidos, pluriculturales, sino que también  ha sido motor del intercambio de saberes y la formación de públicos y creadores, muchos de los artistas escénicos, escritores, bailarines, músicos; entre otros, de la ciudad y la región, han pasado por la institución  y continúan siendo aliados sensitivos, que nutren la conversación y el espacio desde los abrazos, la mística del acompañamiento y la luz de compartir un oficio difícil pero lleno de grandes satisfacciones.

Conocí este proceso de inmersión en lo humano gracias a sus gestores y bastiones, Francisco y Claudia, que desde el principio de su proyecto han reconocido la necesidad de la ciudad de espacios culturales que ayuden a mitigar la violencia, la indiferencia social y generar positivas lecturas de vida, una  mirada intima pero global que relaciona una ciudad de particularidades geográficas y sociales con un bálsamo posible, necesario y efectivo, el arte como herramienta de valoración de lo construido y las necesidades urgentes, un espacio para un respiro y dimensionar las bondades del teatro.

Basilisa Ritual Teatral obtuvo la Beca de Creación en el 2010 como parte del reconocimiento del Ministerio a ese trabajo decidido y constante de Crearte, la dimensión de hacer de la poética de la escena parte definitiva y crucial de la vida.

Una tarea espiritual y sensorial del arte y sus artistas es ser arquitectos de identidades colectivas, desde mi óptica, Crearte piensa en esta función y la ha dimensionado en estos treinta años de sueños, alegrías, tristezas y siempre desde la esperanza de hacer del teatro un reflejo posible para reconocernos.

Por Giovanny Largo León

Translate »